ACREDITACIÓN DE UNIDADES DE ENDOSCOPIA Y NEUMOLOGÍA INTERVENCIONISTA

ACREDITACIÓN DE UNIDADES DE ENDOSCOPIA Y NEUMOLOGÍA INTERVENCIONISTA

JUSTIFICACIÓN

Las Unidades de Endoscopia y Neumología Intervencionista (UENI), dentro del Sistema Nacional de Salud y en el ámbito privado, están teniendo un desarrollo muy importante en las últimas décadas y su función es dar respuestas rápidas y eficientes a las necesidades que plantea el sistema sanitario. Para ello es necesaria una gestión integrada de todos los procesos asistenciales relacionados con la neumología intervencionista y una organización que tenga en cuenta los siguientes aspectos: a) los avances tecnológicos de la especialidad; b) el paciente y su entorno social;c) las innovaciones en la organización hospitalaria.

En estas UENI habitualmente integradas en los servicios de Neumología según el programa de formación de las especialidades, pueden participar cirujanos torácicos capacitados para la realización de estas técnicas o estar básicamente estructuradas como unidades multidisciplinares de Neumología y Cirugía Torácica.

AVANCES TECNOLÓGICOS DE LA ESPECIALIDAD

Los avances en broncoscopia y técnicas pleurales están siendo muy importantes en las últimas décadas y esto justifica la necesidad de una super-especialización en esta rama de la Neumología y Cirugía Torácica. Esta especialización requiere dedicación completa y una formación específica y continua para la realización de las técnicas ya consolidadas y para la incorporación de todos los avances relacionados con la especialidad.

Además de la destreza para realizar técnicas instrumentales es necesaria una formación específica en técnicas de imagen que se han ido incorporado a la neumología intervencionista y a la Cirugía Torácica para realizar exploraciones endobronquiales y transtorácicas.

EL PACIENTE Y SU ENTORNO SOCIAL

En la última década observamos un envejecimiento importante en la población, un aumento de población inmunodeprimida y de pacientes supervivientes de enfermedades graves que presentan secuelas importantes. Como consecuencia de ello los pacientes son de edad avanzada, tienen múltiples enfermedades concomitantes, toman mucha medicación y todo ello requiere un proceso organizativo para la preparación y realización de técnicas intervencionistas. Un ejemplo de ello es el porcentaje tan elevado de pacientes con anticoagulación, anti-agregación u otra medicación que debe suspenderse para la realización de biopsias, así como el proceso de su reintroducción después de la prueba. También hay que añadir la tendencia a realizar los procedimientos con sedación por el parte del neumólogo o cirujano torácico, al estar capacitados por su propia formación para la sedación, ventilación y manejo de la vía aérea, así como para el tratamiento de las complicaciones cardio-respiratorias, lo que requiere una valoración exhaustiva del riesgo de la sedación y de los medios oportunos para la monitorización y recuperación después de la prueba.

LAS INNOVACIONES EN LA ORGANIZACIÓN HOSPITALARIA

El Sistema Sanitario Español introdujo en sus hospitales cambios importantes en la organización hospitalaria con la finalidad de aumentar la eficiencia y disminuir el coste. La hospitalización para realizar estudios, procesos diagnósticos y terapéuticos invasivos fue evolucionando hacia la atención ambulatoria y a la creación de unidades organizativas que permitiesen realizar cada día más exploraciones complejas sin hospitalización. Son ejemplos de ello los hospitales de día, las salas de recuperación de endoscopias o la cirugía mayor ambulatoria. Las UENI deben introducir en su programa funcional estas innovaciones hospitalarias para facilitar la atención ambulatoria de muchos de sus procesos y para garantizar la seguridad del paciente.

Las UENI que tienen una estructura organizativa propia realizan muchos de estos procedimientos de forma ambulatoria. Esta modalidad asistencial es novedosa, muy efectiva y disminuye el coste sanitario, pero requiere garantizar la seguridad del paciente. Por tanto las UENI deben de elaborar criterios de calidad y seguridad, así como unos procedimientos para su acreditación y evaluación, en el marco de los objetivos y acciones contemplados en el Plan de Calidad del Sistema Nacional de Salud.

En 2014 SEPAR inicia su propio proceso de Acreditación de Unidades Asistenciales y elabora un Reglamento que establece un marco común de actuación para la Acreditación de Unidades Asistenciales. Este Reglamento establece niveles para definir Unidades con semejante complejidad, definiendo estándares generales para cada nivel de manera que se pueda medir y evaluar el grado de excelencia alcanzado, así como reglamentar el procedimiento de Acreditación y Re-acreditación, diferenciándolo del de Certificación. Así, la acreditación supone una evaluación global, real y completa de la organización que únicamente se puede aplicar a la organización en su conjunto. Con este marco el Área de Técnicas y Trasplante elabora las bases para la acreditación de las Unidades de Broncoscopia y Neumología Intervencionista.

OBJETIVOS

  • Mejorar el nivel de cuidado a los pacientes, asegurando un marco de calidad asistencial.
  • Establecer los recursos y facilitar la gestión de los mismos.
  • Impulsar el desarrollo de planes formativos en las técnicas incluidas en ka Neumología Intervencionista y avanzar en el concepto de "acreditación del conocimientos".
  • Favorecer la colaboración con profesionales de otras disciplinas, en un entorno de cooperación.
  • Promover la investigación en la Endoscopia y la Neumología Intervencionista.