Requisitos Unidad Multidisciplinar de Alta Complejidad VMNI

REQUISITOS UNIDAD MULTIDISCIPLINAR DE ALTA COMPLEJIDAD DE VENTILACIÓN MECÁNICA NO INVASIVA DOMICILIARIA 

ACTIVIDAD ASISTENCIAL

La Unidad deberá tener un organigrama estable de funcionamiento, espacio físico habilitado para la realización de consultas y estudios complementarios. Además, dotación de sistemas informáticos, bases datos, archivos de documentación, y protocolos de actuación

La Unidad tendrá capacidad de atender a todos los pacientes con ventilación domiciliaria sea cuál sea su complejidad y grado de dependencia de la ventilación en todos los procesos asistenciales relacionados con su patología: adaptación e inicio del tratamiento con ventilación domiciliaria, manejo durante una agudización y seguimiento ambulatorio.

La Unidad podrá realizar la adaptación e inicio del tratamiento con ventilación domiciliaria tanto a nivel hospitalario como a nivel ambulatorio. Para optimizar la adaptación y eficacia del tratamiento se analizarán las curvas de sincronía que proporcionan los equipos de ventilación, contando además con la coordinación de la Unidad de Sueño adscrita, mediante documento acreditativo de coordinación, con el objetivo de realizar polisomnografías completas y/o poligrafías de titulación, en pacientes con ventilación. La asistencia a los pacientes durante una agudización grave se realizara en coordinación con la unidad de cuidados respiratorios intermedios (UCRI) o en camas con monitorización (FC, FR, TA, SaO2 y tpCO2 ). 

En el seguimiento ambulatorio la Unidad dispondrá de consultas monográficas para todos los pacientes con ventilación domiciliaria así como consultas específicas multidisciplinares para los pacientes con patología neuromuscular de  alta complejidad. En estas consultas se desarrollará una actividad coordinada entre los distintos especialistas implicados en el manejo de estos pacientes: Neurólogo-Neurofisiólogo, Endocrino-Dietista, Cardiologo, Rehabilitador, ORL. También se dispondrá de un programa de atención domiciliaria ya sea a cargo de personal propio de la Unidad o en coordinación con la empresa suministradora.

La unidad debe acreditar un amplia experiencia en ventilación crónica domiciliaria con un mínimo de indicaciones desde su creación de 200 pacientes o bien un mínimo de 30 indicaciones/año.

El centro debe disponer de protocolos de asistencia, así como criterios de derivación y retorno de los pacientes.

Es necesaria la existencia de una base de datos informatizada de los pacientes asistidos, así como un programa estandarizado de educación.

RECURSOS TÉCNICOS

-Espacio físico. Para la atención hospitalaria de los pacientes, el Servicio de Neumología al que pertenece la Unidad dispondrá de camas propias asignadas al servicio así como de Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI) o en su defecto camas con monitorización (FC, FR, TA, SaO2 y tpCO2 ). 

Para la atención ambulatoria, dispondrá de un espacio físico específico constituido por salas de consulta, sala o habitáculo polivalente con posibilidad de realizar tanto exploraciones y técnicas como adaptación-inicio de la ventilación domiciliaria de forma ambulatoria, secretaria y sala de espera. Sería deseable la existencia de sala de reuniones independiente para actividades docentes.

-Material clínico y ofimático. El material será el necesario para llevar a cabo todas las actividades propias de la Unidad. Las salas de visita ambulatoria contarán con el material y mobiliario apropiado (mesa de despacho, armarios, sillas, camilla de exploración, ordenador, software informático de tratamiento de imágenes, báscula, toma de oxigeno, aspirador de secreciones).  

En la sala polivalente se dispondrá de capnógrafo, pulsioxímetro y material para la realización de gasometría arterial. También estará disponible todo el material necesario para el inicio de ventilación no invasiva domiciliaria: diferentes equipos de ventilación, circuitos con fuga y con válvula espiratoria, arneses y máscaras de diferentes tamaños y modelos tanto nasales como nasobucales. Así mismo se dispondrá del material necesario para realizar fisioterapia respiratoria con técnicas de tos asistida mecánica: equipo para la medición del pico de flujo de tos, ambú, equipo de IPPB y aparatos de tos asistida mecánica.

El Servicio debe disponer de equipo de exploración funcional respiratoria completa: espirometría simple, determinación de volúmenes pulmonares, capacidad de difusión y valoración de la fuerza muscular respiratoria: espirometria en decúbito, PIM, PEM y Presión nasal de sniff.

RECURSOS HUMANOS

El Servicio debe disponer de neumólogo de guardia de presencia física o localizable.

La unidad debe estar atendida por un grupo multidisciplinar de profesionales sanitarios especializados en ventilación mecánica domiciliaria. El personal debe estar liderado por un Especialista de Neumología y el número mínimo de médicos adscritos a la unidad en esta categoría será de dos, como mínimo uno con dedicación exclusiva.

La unidad debe contar entre sus integrantes con un mínimo de una enfermera (dedicación exclusiva) y un fisioterapeuta (no se exige dedicación exclusiva). La enfermera tendrá formación especializada en ventilación mecánica domiciliaria con capacitación en el manejo de los ventiladores en sus distintas modalidades, los distintos accesos a la vía aérea y la tos asistida mecánica. El fisioterapeuta tendrá una amplia experiencia en patología respiratoria, valoración y tratamiento de la tos ineficaz así como en el manejo de los ventiladores y accesos a la vía aérea. El personal auxiliar de enfermería y administrativo puede compartirse con otras secciones del servicio.

FORMACIÓN ACREDITADA EN VENTILACIÓN DOMICILIARIA

Se considera obligatorio en este nivel que integrantes de la Unidad hayan sido docentes o discentes de cursos presenciales de ventilación crónica domiciliaria. En este nivel serán un mérito añadido y recomendable que los miembros del equipo  hayan sido docentes, o hayan realizado cursos acreditados sobre ventilación mecánica crónica domiciliaria a nivel autonómico o impartido desde SEPAR. 

ACTIVIDAD DOCENTE

Este tipo de centros también deben llevar a cabo actividades docentes. Dichas actividades se realizarán especialmente en el ámbito de post-grado. Es importante que los profesionales sanitarios de la Unidad dispongan de la titulación y acreditación suficiente que les permitan realizar esta labor, en este sentido se exigirá que al menos uno de sus integrantes esté en posesión de Título universitario de Doctor o ser profesor docente de la Universidad. También se valorará, en este nivel la existencia de al menos una tesis doctoral o proyecto en curso relacionado con la patología y dirigido desde la Unidad en los últimos cinco años.

Sería criterio recomendable la constancia de sesiones clínicas multidisciplinares.

En cuanto a la docencia post-grado, se considera criterio obligatorio la participación en programas de formación MIR con la existencia de programas de formación dirigidos a residentes que roten por la unidad (especialmente a residentes de neumología pero también destinados a otras especialidades implicadas en el manejo de esta patología).

Así mismo se valorarán los capítulos de libro, normativas o manuales de procedimientos publicados por el personal sanitario adscrito a la Unidad.

ACTIVIDAD INVESTIGADORA

La Unidad debe estar preparada para asumir una adecuada actividad de investigación. La actividad mínima obligatoria en este nivel será de: al menos dos trabajos originales publicados en revistas con factor de impacto y al menos dos proyectos de investigación financiados por SEPAR, FIS, sociedades o instituciones regionales con participación en al menos un proyecto multicéntrico en los últimos cinco años.

Se valorará que se hayan desarrollado ensayos clínicos sobre ventilación mecánica domiciliaria.

ACTIVIDAD REPRESENTATIVA

Se valorará especialmente, que la Unidad cuente entre sus integrantes con profesionales que sean o hayan sido miembros de la Comisión ejecutiva del Área de Trastornos Respiratorios del Sueño, Ventilación Mecánica no Invasiva y Cuidados Críticos de SEPAR o del Grupo de Trabajo de Ventilación Crónica de la sociedad autonómica correspondiente.