NIVELES DE ACREDITACIÓN EPID

NIVELES DE ACREDITACIÓN

La estructuración en niveles de acreditación no supone, en modo alguno, categorías de mayor o menor rango, sino la expresión de diferentes grados de complejidad a la hora de abordar el diagnóstico y tratamiento de los pacientes con enfermedad intersticial. El espíritu subyacente pretende utilizar como nexo de unión la coordinación entre diferentes niveles -“coordinación vertical”- y entre diferentes disciplinas -“coordinación horizontal”-.
 

CRITERIOS DE CALIDAD

Cada centro sanitario podrá optar a la acreditación en cualquiera de los tres niveles descritos. Las categorías de los indicadores que establece el Reglamento de Acreditación de Unidades Asistenciales de SEPAR son:
 
a. Requisitos Imprescindibles (RI): son aquellos que, fijados para cada nivel de acreditación, deben cumplirse en su totalidad (100%).
b. Criterio Evaluable (CE): son aquellos que deben servir para medir la consecución de los objetivos fijados por la Comisión de Acreditación en cada nivel asistencial. Se considerarán alcanzados si se cumple el 80% de ellos.
c. Criterio Recomendable (CR): son aquellos que otorgan la Excelencia asistencial a la Unidad de cualquier nivel.
 
La acreditación de cada nivel se conseguirá si se cumplen al menos el 80% de los CE propuestos en cada categoría (incluyendo el 100% de los requisitos imprescindibles). Se considerará alcanzada la Excelencia si (CE+CR)x 100 / (Nº total de ítems CE+CR en el nivel) ≥ 80%.
 
El proceso de acreditación establece tres niveles que, como ya se ha mencionado, pretenden reflejar el nivel de complejidad existente en España para la asistencia a los problemas relacionados con las enfermedades intersticiales. Así, se establece un primer nivel de ‘Unidad especializada multidisciplinar de alta complejidad’, un segundo nivel de ‘Unidad especializada’ y un tercer nivel denominado ‘Unidad Básica’.

 

UNIDAD ESPECIALIZADA MULTIDISCIPLINAR DE ALTA COMPLEJIDAD

Se incluirían centros dotados de los suficientes recursos materiales y humanos que les capacitan para llevar a cabo cualquier actividad asistencial, docente e investigadora relacionada con el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades intersticiales. En estas unidades multidisciplinares debe existir un equipo formado por Neumólogos, Radiólogos, Patólogos y Cirujanos torácicos con experiencia en enfermedades intersticiales. Todo el peso del proceso diagnóstico y las decisiones durante el seguimiento de los pacientes recaerá en los miembros de esta unidad.
 

UNIDAD ESPECIALIZADA

Se incluirían centros con menos recursos que en las unidades especializadas multidisciplinares de alta complejidad, pero que permiten correcto el diagnóstico y el tratamiento de las EPID. Debe contar con neumólogo, radiólogo y patólogo con dedicación a las enfermedades intersticiales (aunque puede no ser exclusiva) mientras que el cirujano torácico podría estar ubicado en otro centro coordinado o en una unidad acreditada de nivel superior. Organigrama de funcionamiento en cuanto a la existencia de salas para la realización de los estudios y procedimientos para el abordaje específico de las EPID, sistemas informáticos y archivos de documentos. Debe contar con consulta monográfica de EPID Estas unidades deben estar en estrecha relación con las del nivel anterior.
 

UNIDAD BÁSICA

En estas unidades no se exige un nivel asistencial perfectamente estructurado en relación a las EPID. Deben estar coordinadas desde el punto de vista asistencial con cualquiera de las anteriores (multidisciplinar o básica especializada). Deben contar con Neumólogo y Radiólogo que no necesariamente tenga dedicación exclusiva pero sí formación específica acreditada en EPID.