Justificación

CERTIFICACIÓN EN EL PROCESO DE ASISTENCIA HOSPITALARIA DE LA TROMBOEMBOLIA PULMONAR

JUSTIFICACIÓN

La tromboembolia pulmonar (TEP) es una enfermedad con un elevada morbimortalidad, constituyendo un problema de salud pública de primer orden. Se estima que la incidencia aproximada de TEP es de 1 caso por cada 1000 habitantes al año, aunque la incidencia real puede ser mayor. Pero la importancia del TEP radica, no sólo en que es una causa frecuente de ingreso en los Servicios de Neumología, sino en que es una de las principales causas de mortalidad en los enfermos respiratorios y en otros pacientes sin patología  respiratoria previa conocida. La TEP, aunque es menos frecuente que otras enfermedades vasculares como el infarto de miocardio o la enfermedad cerebrovascular, es tan grave como los anteriores, presentando una mortalidad que asciende al 15% en los pacientes con TEP de alto riesgo.

Un correcto diagnóstico, una adecuada estratificación del riesgo y un tratamiento apropiado del TEP ayudan, no sólo a aumentar la supervivencia de los pacientes, sino a optimizar los recursos sanitarios. No debemos olvidar que la enfermedad tromboembólica venosa, en la que se incluye el TEP, es una enfermedad infra y sobre diagnosticada. De esta forma, es importante acreditar el proceso de asistencia a los pacientes con TEP. Con ello se pretende optimizar el uso de los recursos sanitarios en los pacientes afectos de esta enfermedad y minimizar los riesgos atribuibles al tratamiento, para conseguir un aumento de la supervivencia de estos enfermos.