EL CIGARRILLO ELECTRÓNICO PUEDE SER UNA PUERTA A LA ADICCIÓN AL TABACO

Fecha Noticia: 
Lunes, Mayo 22, 2017
contenido: 

EL CIGARRILLO ELECTRÓNICO PUEDE SER UNA PUERTA A LA ADICCIÓN AL TABACO

  • Los cigarrillos electrónicos pueden exponer a quien los usa a sustancias químicas y toxinas a niveles que pueden causar efectos adversos para la salud.
  • No existen evidencias que concluyan que estos aparatos puedan ayudar a los fumadores a dejar el tabaco.
  • Aunque menor que el humo del tabaco, el vapor de estos cigarrillos es un potencial riesgo para la salud de quien lo asume de manera pasiva.

Desde su aparición en China en el año 2003 los cigarrillos electrónicos han irrumpido en el mercado mundial. El número de consumidores de este producto, también conocido como vapeadores, se multiplica día a día y las ventas de las empresas que los comercializan aumentan de año en año. Según datos de las asociaciones de empresas del sector del cigarrillo electrónico, en España existen unos 350.000 usuarios y es un mercado que está consolidando su crecimiento.

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que funcionan con baterías que calientan un líquido para producir un vapor que los usuarios inhalan, y han evolucionado como un grupo de productos desde su primera entrada en el mercado. Existen vapeadores de primera generación que se parecen a los cigarrillos, hasta dispositivos de segunda y tercera generación que permiten a los usuarios modificar características del dispositivo como voltaje. “Esta amplia variación en los productos y la capacidad de los usuarios para personalizar su experiencia”, explica el Dr. José Ignacio de Granda Orive, coordinador del Área de Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), “hace que sea difícil evaluar la seguridad y la eficacia de los cigarrillos electrónicos como un grupo”.